Cómo iniciar Windows 10 en modo a prueba de errores

En ocasiones nuestro equipo puede darnos problemas o mostrarnos errores que en un primer momento no sabemos qué puede estar provocándolos, siendo necesario empezar a descartar posibles causas una a una hasta llegar a la raíz del problema, aunque a veces esta tarea acabe siendo algo bastante complicado.

Lo primero que solemos hacer en ese momento es realizar una búsqueda en Google, con la esperanza de encontrar a otros usuarios que hayan tenido problemas similares al nuestro. En ocasiones te encontrarás ante la necesidad de seguir unos pasos determinados, y entre ellos puede estar presente el acceder al modo a prueba de errores deWindows 10.

 

 

También conocido como modo seguro, es un tipo de arranque del sistema operativo Windows que lleva años incorporado en las diferentes versiones. Al activarlo, nuestro equipo se iniciará simplemente con un conjunto mínimo de controladores de dispositivos y servicios, desactivando todo aquello que no sea esencial.

Para iniciar Windows 10 en modo a prueba de errores solo hay que escribir en la barra de búsqueda de Cortana (puedes acceder pulsando la tecla Windows + Q) el término msconfig. También podemos utilizar la ventana de ejecutar, a la cual podemos acceder fácilmente gracias a la combinación tecla Windows + R.

 

Modo a prueba de errores Windows 10

 

Independientemente del modo que utilicemos, tras escribir el término y pulsar Intro u aceptar, tendremos que ir hasta la pestaña de arranque en la nueva ventana que nos aparecerá. Aquí, en la parte inferior, veremos un apartado en el que se nos ofrecen diferentes opciones y modos de arranque para el sistema operativo que tengamos seleccionado en la lista.

Para iniciar Windows 10 en modo a prueba de errores, simplemente tenemos que marcar la casilla arranque a prueba de errores, y escoger uno de los cuatro modos que hay disponibles. La opción más común en la mayoría de casos es la primera, mínimo, que iniciará Windows con los servicios y controladores básicos, y sin conexión a Internet.

La opción de shell alterno hará que tras reiniciar el sistema Windows se cargue sin interfaz gráfica, por lo solo tendremos acceso a una interfaz de comandos. Reparar Active Directory es similar a la primera opción, pero está orientado a redes de ordenadores corporativos incluyendo los servicios de Active Directory.

Fuente: ComputerHoy